putas lujo

Terapia

Las largas jornadas de playas son magníficas para disfrutarlas en familia o con la pareja, pero cuando te has separado recientemente son como ver la felicidad que tienen los demás. Es por eso que este verano pasado no quise bajar a la playa demasiado, cuando bajaba lo hacía con algunos amigos y a tomar algo.

 

Estando por el paseo marítimo, no parabas de ver mujeres de lo más lindo, curvas y más curvas, que te hacen sinceramente ponerte malo. No necesitaba un nuevo amor por el momento, pero sí que necesitaba tener sexo del bueno y de lo más salvaje.

 

No es que llevara 8 meses sin tener sexo, es que además el poco sexo que tenía antes era bastante justo y de lo menos morboso, por lo que se me habían acumulado las ganas y las fantasías que tenía, algo bastante grande que debía dar salida.

Mi solución no era ir de discotecas a escuchar música que no me gusta y hacer el paripé de quien busca pareja, además quería físicos espectaculares, ya que tienes buen sexo, ¿qué mejor que haciendo sexo con un buen cuerpo y una belleza?

Total, que busqué internet y me fui a una web de putas en Barcelona que tenía un catálogo tremendo, buscaba una chica rubia de ojos claros y vi una tal María que era una preciosidad, una chica con cara de no haber roto un plato que tenía un cuerpazo, nada de pechos operado, todo en su sitio y unos ojos que me dejaron noqueado.

Procedí a llamarla, y estaba disponible, por lo que le dije de citarnos al día siguiente en su piso, compartía casa con más amigas, por lo que me dijo que si tenía algún día gana, podíamos hacer un trío, algo que me puso mi polla aún más dura de lo que ya la tenía, esto hizo que cuando se cerró la puerta empezara a comerla sin control.

Todavía recuerdo ponerme de rodillas, bajarle el tanga y hacerle sexo oral, fue tan morboso y salvaje que ella se mojó de forma terrible, lo cual hacía que chupase más y más, fuimos a la cama y continuamos con sexo oral. Una vez que tuve el primer orgasmo pasamos a una recuperación con un masaje que me llevó a las estrellas, para luego tener sexo en el que terminé haciéndoselo por detrás.

Seguro que repetiré la semana próxima, me he dado un chute de vida que me hizo salir con una sonrisa…

Deja un comentario