funciones gestoria barcelona

Relevancia de una gestoría

Una gran cantidad de personas e incluso empresas, manejan sus finanzas de manera desordenada y sobretodo sin ningún control, sin mantener un buen registro de ingresos, egresos y por lo tanto la cantidad de impuestos que están obligados a pagar por sus valores o propiedades. Contar con una buena gestoría en Barcelona es una excelente forma de mantener un adecuado y correcto control de cada uno de los aspectos fiscales importantes.

Al contar con una gestoría, las personas y empresas pueden llegar a tener más tranquilidad con respecto a sus cuestiones legales, cumpliendo con el pago a tiempo de sus impuestos y contando con una buena gestión de sus fuentes de ingresos y egresos. Adicionalmente, al contar con una gestoría, le permite tener la seguridad de que no existe fuga económica, lo que supone un alivio respecto a la estabilidad económica de sus bienes e ingresos.

Servicios básicos que una gestoría debe brindar

Las gestorías brindan asesoramiento tanto a empresas como a personas, en asuntos relacionados a materia fiscal. Luego de realizar un examen exhaustivo de la situación financiera del cliente, se encargará de la elaboración de la declaración de la renta, y de los niveles impositivos correctos que su cliente tendrá que pagar a la agencia tributaria.

Otro servicio elemental que prestan es realizar un análisis de la contabilidad financiera detallada y general del cliente. Brindan asesoría respecto a las derivaciones tributarias de la planificación financiera, las estrategias de negocios, u operaciones financieras tales como reorganizaciones, entre otras.

Finalmente, otro servicio básico es asesorar al cliente respecto a la planificación y gestión del IVA.

Consideraciones al momento de elegir una gestoría en Barcelona.

Algunos consejos básicos que ayudan para elegir una gestoría son los siguientes:

En primer lugar, hacerse de excelentes gestores, que posean una acreditación que garantice tanto su profesionalidad como su trabajo. El problema, es que en el sector existen “asesores” que en realidad no tienen ni el bagaje, ni tampoco la garantía para brindarle la confianza necesaria.

En segundo lugar, es no buscar el más barato sin tomar en cuenta los servicios que ofrecen. Es de comprender que el factor precio es importante, pero al final de cuentas, lo barato podría resultar bastante caro. Probablemente lo que se ahorre en una gestoría barata, luego se deba desembolsar a causa de una ineficaz gestión de la contabilidad o una mala planificación fiscal. Lo que puede ser peor aún, realizar un desembolso a Hacienda en concepto de sanción económica debido a una mala asesoría.

Finalmente, contratar una gestoría que cuente con amplia experiencia y conocimientos sobre el sector y la actividad a la que se dedica la empresa. Que conozca en detalle la normativa que le atañe, y los planes contables correspondientes al sector en el que la empresa desarrolla sus actividades.

Deja un comentario