mitos cirugia estetica blefaroplastia

Mitos de la cirugía estética

Desde que la cirugía estética existe, se han hecho populares algunos mitos que han intentado desprestigiarla, o que, sencillamente, algunas personas las popularizaron por ignorancia. Sin embargo, se trata de un sector que cada vez interesa a más personas. Por ello, es habitual que crezcan las búsquedas en Internet de “precios liposucción”, “precios blefaroplastia” y otros similares.

En España, se realizan cerca de 65.000 intervenciones de cirugía estética, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), datos que nos sitúan a la cabeza de Europa. De hecho, somos el quinto país del mundo en cuanto a operaciones de cirugía plástica y, de éstas, el 40 por ciento no requieren de hospitalización gracias al aumento de cirugía ambulatoria en el sector.

A continuación, vamos a ver algunas de las mentiras más extendidas sobre cirugía plástica:

Es sólo para mujeres

Cada año, aumenta el número de hombres que se interesan por mantener su aspecto. Los precios de blefaroplastia, de injerto capilar, de liposucción o, incluso, la reducción de senos, son temas que, cada vez más, preocupa a los hombres.

Los rellenos faciales deforman la cara

Actualmente, y afortunadamente, las grandes empresas cuentan con técnicas y tecnología que permiten corregir las arrugas faciales con resultados muy naturales. Siempre hay que tener mucho cuidado con la clínica con la que vamos a realizar el tratamiento; si no tienes buenas referencias, no te arriesgues sólo porque “es más barata”.

Sólo mejora el exterior

Al verte mejor, también te sentirás mejor por dentro. La autoestima es algo muy importante a cuidar y que nos afecta en todos los ámbitos de la vida, pasando por el personal y el laboral.

La cirugía estética deja cicatrices visibles

Por supuesto, cualquier cirugía va a dejar cicatrices, por pequeñas que sean. Sin embargo, ya existe la tecnología y la técnica suficientemente avanzada como para aprovechar los pliegues y cavidades de la piel para ocultarlas de manera natural.

Requiere retoques para siempre

De hecho, los expertos aseguran que la mayoría de los retoques duran toda la vida. Por ejemplo, la blefaroplastia.

Causa mucho dolor

La anestesia evita cualquier dolor que pudiera producirse durante la intervención.

Como ves, no hay nada de lo que preocuparte si te has decidido por un procedimiento estético. Lo más importante es que tengas la certeza de querer realizarlo y que te aporte seguridad y autoestima.

Deja un comentario