dientes sanos

Consejos para poder tener una buena higiene bucal

  1.       Cepíllate lentamente: Lo ideal es que lo hagas con movimientos suaves, cortos y elípticos, con especial atención a las encías, dientes posteriores y zonas que rodean las coronas de los dientes y empastes. Se puede combinar esta técnica con la inclinación de las cerdas del cepillo en ángulo de 45 grados, lo que asegura que se limpie la zona que se encuentra debajo de la encía, la cual está en contacto con la superficie dentaria y el borde de las encías. Además, es aconsejable continuar con los movimientos de arriba abajo y abajo arriba. A nivel de la superficie de mordida es bueno hacer un movimiento de frotado suave hacia atrás y adelante. No te olvides de cepillarte la lengua de atrás hacia adelante para que se muevan las bacterias productoras de mal olor.
  2.       Cepíllate como mínimo dos veces al día: Lo mejor es tomar la costumbre de hacerlo después de cada comida, sobre todo por la mañana y por la noche.
  3.       Siempre que puedas usa cepillo eléctrico
  4.       Renuévalo cada 3 meses, es lo mejor para evitar enfermedades periodontales
  5.       Utiliza el hilo dental, la limpieza con hilo dental ayuda a prevenir la formación de caries interdentales, eliminando la acumulación de placa bacteriana
  6.       Utiliza para aclarar un colutorio
  7.       Acude al dentista dos veces anualmente, ya que el profesional puede controlar como se encuentra realmente tu dentadura aunque no sientas malestares.
  8.       Mastica chicle: Obviamente chicles sin azúcar, que ayudan evitar las caries dentales sacando de entre los dientes las bacterias. Se facilita la producción de saliva, la cual contiene calcio y fosfato. De esta manera se endurecen los dientes después del ataque ácido al comer.
  9.       Hazte como mínimo una limpieza al año: Al realizarte esa limpieza se eliminarán las manchas y el sarro de tus dientes, con lo que podrás prevenir las enfermedades periodontales que suelen ocasionar movilidades y en último extremo la pédida de la pieza dental.

Esperamos que te hayan sido de utilidad estos consejos, una boca bonita, con dientes limpios y cuidados es, además de nuestra carta de presentación, el termómetro perfecto que dicta el estado de nuestra salud.

Así que ya sabes, a vigilar tu dentadura y a cuidarla, te evitarás malestares innecesarios que muchas veces cuando ocurren ya es demasiado tarde para evitar pérdidas o enfermedades varias bucodentales. ¿Te gustaría comenzar con un grado superior de higiene bucodental?

Deja un comentario