Browse Category: Sin categoría

tortoise-1207373_960_720

Documentación necesaria para tener tortugas de tierra

Las tortugas son animales muy longevos y requieren cuidados muy específicos. Además, es necesario contar con una documentación especial para poder tenerlas. En caso de albergar dudas, te recomendamos que busques en Google “consultoría legal Barcelona” y amplíes la información que te vamos a dar a continuación.

Para introducir el tema, te conviene saber que las tortugas son animales costosos a nivel económico y de tiempo, ya que hacer que vivan bien fuera de su hábitat pasa por factores como tener un acuario adecuado, con dos luces artificiales, cambiar el agua a menudo, comprar comida específica y vitaminas…

Además, piensa que no es apropiado regalar una tortuga. Y nunca se te ocurra abandonarla. En el cruel caso de que decidas desprenderte de ella, ponte en contacto con una asociación destinada a la protección de animales exóticos. Si no conoces ninguna, pregunta a la tienda en la que compraste la tortuga.

Pero si realmente quieres tener una tortuga…

Papeles que necesitas conseguir

En Europa y, especialmente, en España, reina cierto caos en cuanto a la protección de las especies de tortugas. Es decir, hay especies no protegidas por el Cites, pero que sí lo está por leyes y normas autonómicas o estatales. Por ejemplo, la Testudo Hermanni no se puede tener ni comercializar en Catalunya.

La documentación que necesitas para tener una tortuga es:

Por compra en tienda de animales

  • Fecha de compra. Número de factura, firma del vendedor y sello de la tienda.
  • Nombre de la tienda, CIFI, dirección completa, teléfono…
  • Nombre y apellidos del comprador y DNI
  • Nombre científico de la especie y número de ejemplares adquiridos
  • Número CITES de cada ejemplar

Por compra entre particulares

Dependiendo del anexo del Cites en el que se encuentre la tortuga:

Cites 1

  • Datos del vendedor (nombre y apellidos, número de identificación como criador registrado en SOIVRE o CATICE)
  • Número de ejemplares vendidos y número Cites
  • Datos del comprador
  • Firma de ambas partes

Cites 2

Se necesita un documento de cesión en el que aparecerá:

  • Datos del criador registrado en SOIVRE o CATICE
  • Número de identificación del ejemplar que el SOIVRE o el CATICE le dio a la tortuga nacida en cautividad
  • Datos del comprador
  • Firma de ambas partes

Como ves, tener una tortuga no es moco de pavo, así que piénsalo bien antes de hacerte con una.

crunchyroll

Ohaguro, la belleza de los dientes negros

Fuente imagen: Crunchyroll

Cada persona tiene su propia idea y concepción de la belleza y la estética. Se trata de algo muy personal que, no obstante, también queda influenciado por aspectos sociales y culturales. Y todo lo referente a la boca no es una excepción; puedes estar buscando en Internet “dentista Santa Coloma” y encontrar fotos de bocas con diferentes tipos de ortodoncias, por ejemplo; algunas te resultarán discretas, y otras, te desagradarán. Sin embargo, cada persona habrá escogido dentro de sus posibilidades aquella que más le guste.

En general, en nuestra época siempre se ha considerado que los dientes más bonitos son aquellos que se mantienen blancos y sanos. Pero antiguamente, algunas culturas encontraron una gran belleza en los dientes completamente negros. Pero no se trataba de dientes negros de suciedad; se conseguía este efecto con un tinte.

Origen del Ohaguro

Antiguamente, en Japón, existía esta costumbre conocida como “Ohaguro” (literalmente, “dientes negros”), que consistía en embellecer los dientes de las mujeres haciéndolos más oscuros. Para lograrlo, se empleaba un tinte creado a base de óxido de hierro, sake y té, que había que aplicar cada pocos días, o incluso, diariamente, ya que, cuanto más negros y brillantes fueran los dientes, más bonita se consideraba la sonrisa de la mujer.

Además, se trata de una práctica que se extendió fuera de Japón, hacia regiones del sudeste asiático. Llegó hasta lugares lejanos como el noroeste de la India.

Las mujeres aristócratas se oscurecían la dentadura de esta forma habitualmente, y de manera posterior, también los hombres comenzaron a hacerlo. Con el paso del tiempo, se convirtió en un hábito entre mujeres casadas o a punto de contraer matrimonio, en todas las clases sociales.

En el Japón antiguo, de hecho, se realizaban matrimonios de conveniencia entre hombres adultos y niñas de entre 8 y 10 años, así que el ohaguro empezó a convertirse en una práctica de aquellas mujeres que estaban consideradas cercanas a la madurez.

La base del ohaguro radicaba en que unos dientes negros ocultaban la expresión de la boca, así que aportaba misterio, del mismo modo que ocurre al tapar la boca con una mano o con un abanico.

Actualmente…

Hoy en día, sólo emplean esta práctica las aprendices de geisha, las llamadas maikos, antes de “graduarse” y convertirse en auténticas geishas.

Algunos escritos antiguos, asimismo, mencionan que este tinte empleado tenía un potente efecto anticaries, por lo que el efecto no habría sido meramente estético.

mitos cirugia estetica blefaroplastia

Mitos de la cirugía estética

Desde que la cirugía estética existe, se han hecho populares algunos mitos que han intentado desprestigiarla, o que, sencillamente, algunas personas las popularizaron por ignorancia. Sin embargo, se trata de un sector que cada vez interesa a más personas. Por ello, es habitual que crezcan las búsquedas en Internet de “precios liposucción”, “precios blefaroplastia” y otros similares.

En España, se realizan cerca de 65.000 intervenciones de cirugía estética, según la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), datos que nos sitúan a la cabeza de Europa. De hecho, somos el quinto país del mundo en cuanto a operaciones de cirugía plástica y, de éstas, el 40 por ciento no requieren de hospitalización gracias al aumento de cirugía ambulatoria en el sector.

A continuación, vamos a ver algunas de las mentiras más extendidas sobre cirugía plástica:

Es sólo para mujeres

Cada año, aumenta el número de hombres que se interesan por mantener su aspecto. Los precios de blefaroplastia, de injerto capilar, de liposucción o, incluso, la reducción de senos, son temas que, cada vez más, preocupa a los hombres.

Los rellenos faciales deforman la cara

Actualmente, y afortunadamente, las grandes empresas cuentan con técnicas y tecnología que permiten corregir las arrugas faciales con resultados muy naturales. Siempre hay que tener mucho cuidado con la clínica con la que vamos a realizar el tratamiento; si no tienes buenas referencias, no te arriesgues sólo porque “es más barata”.

Sólo mejora el exterior

Al verte mejor, también te sentirás mejor por dentro. La autoestima es algo muy importante a cuidar y que nos afecta en todos los ámbitos de la vida, pasando por el personal y el laboral.

La cirugía estética deja cicatrices visibles

Por supuesto, cualquier cirugía va a dejar cicatrices, por pequeñas que sean. Sin embargo, ya existe la tecnología y la técnica suficientemente avanzada como para aprovechar los pliegues y cavidades de la piel para ocultarlas de manera natural.

Requiere retoques para siempre

De hecho, los expertos aseguran que la mayoría de los retoques duran toda la vida. Por ejemplo, la blefaroplastia.

Causa mucho dolor

La anestesia evita cualquier dolor que pudiera producirse durante la intervención.

Como ves, no hay nada de lo que preocuparte si te has decidido por un procedimiento estético. Lo más importante es que tengas la certeza de querer realizarlo y que te aporte seguridad y autoestima.

Estatua-Hasekura-Coria-David-Pineda

Coria del Río, el origen de los Japón de España

Coria del Río es una localidad sevillana de 17.000 habitantes en la que hace 400 años llegó una expedición por el Guadalquivir en un barco llamado ¨Maru¨ (San Juan Bautista en español), cuya visita sembró las raíces de un árbol genealógico que perdura en la actualidad. Como resultado de la expedición nipona, en Coria quedan aún casi 700 personas con apellido Japón.

Es curioso pensar que hay una ciudad andaluza donde los habitantes se apellidan Japón y descienden de Samuráis. Fue precisamente un Samurái el hombre a la cabeza de la expedición que marcaría la heráldica española con matices orientales. El propósito de este samurái, Hasekura Tsunenaga, fue establecer relaciones comerciales en la zona y obtener apoyos para aquellos cristianos que profesaban la fe católica. Con ese propósito fueron recibidos por las autoridades de Coria y tras la visita algunos de ellos decidieron quedarse en esta localidad Sevillana.

No se sabe si estos Samuráis bailaron sevillanas, pero al menos seis de ellos consiguieron dejar huella nipona y se bautizaron y casaron con mujeres de Coria del Río. Quizá fuese por el atractivo de los guerreros Samuráis y su mística, pero tras echar raíces allí, muchos de estos japoneses empezaron a tener descendientes. No se sabe a ciencia cierta porque a estos se les apellidó Japón, aunque corre el rumor que dada la dificultad a pronunciar y escribir los apellidos japoneses de los sevillanos de la época, se propuso adjudicar el apellido Japón a estas personas.
Sin embargo, Hasekura Tsunenaga, quien fue embajador del señor feudal de Sendai, visitó España con un objetivo mucho mayor: conseguir el apoyo del mismísimo Papa de Roma, Paulo V, para los japoneses “adscritos” al cristianismo. Desde ese momento, Sendai quedaría atada con Coria del Río hasta la actualidad para fortalecer todavía más su relación durante la celebración de la Expo de 1992 en Sevilla.

Por su parte, algunos habitantes de Coria del Río visitaron Sendai y viceversa. En ese momento, las localidades de Coria del Río y Sendai quedaron hermanadas para siempre. Tras este acercamiento, son muchos los habitantes con apellido Japón que decidieron investigar sus orígenes orientales.