Estatua-Hasekura-Coria-David-Pineda

Coria del Río, el origen de los Japón de España

Coria del Río es una localidad sevillana de 17.000 habitantes en la que hace 400 años llegó una expedición por el Guadalquivir en un barco llamado ¨Maru¨ (San Juan Bautista en español), cuya visita sembró las raíces de un árbol genealógico que perdura en la actualidad. Como resultado de la expedición nipona, en Coria quedan aún casi 700 personas con apellido Japón.

Es curioso pensar que hay una ciudad andaluza donde los habitantes se apellidan Japón y descienden de Samuráis. Fue precisamente un Samurái el hombre a la cabeza de la expedición que marcaría la heráldica española con matices orientales. El propósito de este samurái, Hasekura Tsunenaga, fue establecer relaciones comerciales en la zona y obtener apoyos para aquellos cristianos que profesaban la fe católica. Con ese propósito fueron recibidos por las autoridades de Coria y tras la visita algunos de ellos decidieron quedarse en esta localidad Sevillana.

No se sabe si estos Samuráis bailaron sevillanas, pero al menos seis de ellos consiguieron dejar huella nipona y se bautizaron y casaron con mujeres de Coria del Río. Quizá fuese por el atractivo de los guerreros Samuráis y su mística, pero tras echar raíces allí, muchos de estos japoneses empezaron a tener descendientes. No se sabe a ciencia cierta porque a estos se les apellidó Japón, aunque corre el rumor que dada la dificultad a pronunciar y escribir los apellidos japoneses de los sevillanos de la época, se propuso adjudicar el apellido Japón a estas personas.
Sin embargo, Hasekura Tsunenaga, quien fue embajador del señor feudal de Sendai, visitó España con un objetivo mucho mayor: conseguir el apoyo del mismísimo Papa de Roma, Paulo V, para los japoneses “adscritos” al cristianismo. Desde ese momento, Sendai quedaría atada con Coria del Río hasta la actualidad para fortalecer todavía más su relación durante la celebración de la Expo de 1992 en Sevilla.

Por su parte, algunos habitantes de Coria del Río visitaron Sendai y viceversa. En ese momento, las localidades de Coria del Río y Sendai quedaron hermanadas para siempre. Tras este acercamiento, son muchos los habitantes con apellido Japón que decidieron investigar sus orígenes orientales.